Introduccion al tarot AME (Arcana Majora Extensa)

 

Un par de palabras sobre AME (introdución histórica)
El origen de la baraja de tarot es inseguro. Es de suponer que tiene por lo menos 600 años, pero la identificación con la deidad egipcia Thoth, y otras referencias a 'tradiciones milenarias', son puro invento.

Sus 'personajes' también son bastante medievales: Papas y emperadores, virtudes y pecados, el Diablo y el Juicio Final. En todo caso, su ambigüedad ha conseguido fascinar a muchos ocultistas.

En la Dinamarca de los años veinte se formó -de forma muy discreta- un grupo de investigadores con el propósito de investigar la posibilidad de unir una tradición oculta con el nuevo progreso de, sobre todo, la física. Esta tarea fue simplificada por los grandes avances de la filología en cuanto a hacer disponibles los textos originales de las antiguas religiones.

Hasta entonces solamente había sido posible estudiar las modificaciones latinas de las versiones arabes, una tradición que fue diluída aún más en la teosofía, cuyas especulaciones sobreviven en el "ocultismo" corriente. Ahora no sólo era posible ir a la fuente, también tenían por primera vez - gracias a la renunciación al materialismo en la física- la posibilidad de proceder de forma 'científica'. El pequeño grupo, que pronto crecería a una verdadera universidad subterranea que iba sacando los estudiantes más aptos de la más oficial con un asiduo reclutamiento, se autodenominaba "los satanistas", cosa que luego causó mucha sensación en la prensa amarilla. La idea sólo era que su base era humanista y no cristana, cosa que no se puede considerar precisamente sensacional en la sociedad contemporánea.

Yo mismo 'estudiaba' en ese establecimiento -no, no tengo un número de teléfono para que puedas llamar, pero si eres un neurólogo o egiptólogo bastante hábil es posible que te contacten- 1.996- 77, y desde entonces he intentado transmitir una pequeña parte de los conocimientos que gané entonces en mi obra, algo que resultó en el 'abecedario' Ocultismo & Magia y una serie de novelas que son bastante más instructivas, pero desgraciadamente también menos accesibles, pero que al otro lado tienen la ventaja de poder ser leídas como cuentos entretenidos.La más importante de ellas es VERDEN (Mundo, Borgen 1.994, sólo en danés, CKA).

Los "satanistas" también dieron a luz una baraja de tarot que bautizaron Arcana Majora Extensa, o AME. O sea, que sólo se incluía los triunfos; en cambio, habían añadido 12 más. Yo hice mi propia versión como un tipo de 'suplemento' para Magia, es decir: una versión de una versión, y persuadí un conocido, Ole Christensen, a dibujarlas según mis originales. Éstas cartas no sólo estaban impresas en el libro, también se vendían separadamente como una verdadera baraja de cartas. Salían, sin embargo, en una tirada mucho menor de la de los propios libros, y así se agotaron aún antes que ellos. Durante muchos años recibía llamadas telefónicas de personas que estaban dispuestas a vender su abuela por una baraja, según se dice una reacción muy habitual cuando se trata de mis libros.

Y ahora están accesibles otra vez, a petición de la editorial con este comentarito mío, un comentario que sólo puede suplementar y de ninguna manera substituir la lectura cuidadosa de Ocultismo&Magia -dondequiera que el lector quiere conseguir aquellos.

Significado de las cartas
0. STULTUS (THE FOOL, EL LOCO) es el no iniciado. No posée siquiera el apetito de MAGUS de dominar el mundo. Teme a la vida en todos sus aspectos, sobre todo la muerte. También tiene, sin embargo, algún rastro de un Aladin, el zoquete que se cayó de las escaleras y aún así ganó la princesa. En este aspecto está vinculado a la materialización, la autodegradación que antecede la exaltación espiritual. Es el niño pequeño que entra en el Paraíso, no por mérito propio sino por gracia. Su inconsciencia lo convierte en un verdadero inocente.

1. MAGUS (THE MAGICIAN, EL MAGO) es el próximo paso. Aquí, la curiosidad hacia el mundo ha ganado. Magus se cree capaz de dominar el mundo que percibe como algo exterior. Es la carta del materialismo filosófico y del dualismo epistemológico, las enfermedades de infancia del reconocimiento humano. Su apertura contradice el carácter cerrado de la baraja; el universo es infínito, las posibilidades de crecimiento sin límites. En la primera parte de mi novela "Mundo", "La trinidad", esta carta representa el hijo, el físico Arn Ege, cuyo padre es Víctor Ege, que tiene el papel del loco.

2. FLAMINICA (THE HIGH PRIESTESS, LA SACERDOTISA), Christa en "Mundo", representa el tercer paso, cuando la ciencia transciende sus propios límites, toma un paso hacia atrás y observa a si mismo. La crítica de la ciencia - el ocultismo calificado. Corresponde a Anath en la mitología canaanea, Isis en la egipcia. Es la Helena de Goethe, la Sophia de los gnósticos, la Sekhina de la cabala, el Espíritu Santo del cristianismo. Los hesenos (culto que existía en la época de Jesucristo en Palestina, y cuyos textos fueron encontrados alrededor del Mar Muerto, CKA) la llamaron Zuna, la esposa, contrastándola a Zona, Luna en la baraja de tarot, la 'otra' Helena, Hawwa. Es la necesaria intermediaria femenina entre el hombre y lo divino.

3. AUGUSTA (THE EMPRESS, LA EMPERATRIZ) es lo femenino en sentido más amplio. En la carta es llamado Fundamentum Mundi, el Fundamento del Mundo. De esta forma, la carta representa la inteligencia y la razón. La carta parece decir que "it's a woman's world", or should be so. La mujer es "la dueña de este mundo", y por eso los cristianos la asocian a Satanás. En las culturas precristianas fue cercada con respeto, el derecho de propiedad tanto como el de herencia era femenina y la autoridad del hombre solía estar limitada al campo religioso. Con el judaismo guerrero y el cristianismo ascético fue reducida a su posición actual.

4. IMPERATOR (THE EMPEROR, EL EMPERADOR) representa, de forma anóloga, lo masculino. Abeo et redeo nos indica la veleidosidad y fidelidad del satélite de la mujer. El instinto y la irracionalidad. Lo que está reservado al hombre es la Guerra, el Arte y el Culto. La guerra, sin embargo, se ha convertido en una pesadilla mecanizada sin rastro de lo caballeresco, el arte en una clase de periodismo, y el culto en un deísmo filosófico. El hombre como hombre está proscrito en la cultura moderna, asuma el papel de la mujer, depués de lo cual ella es reducida a una bestia obligada a complacerle, en lugar de la vieja Hera, la Dueña de su casa y la fuente de la vida de su marido.

5. FLAMEN (THE HIGH PRIEST, EL SUMO SACERDOTE) suele ser asociado al cristianismo, la Iglesia cristiana y el Papa católico. El cristianismo cómo religión cultural, contrario a Judicium, el contenido escatológico. Bajo estas condiciones, el cristianismo sólo puede realizarse de forma individual, según la manera de Kierkegaard. La ética cristiana, la autoaniquilación despasionada, o, siendo más razonable con esta religión sobre todas las religiones: un anhelo que va más allá que lo temporal, que rechaza la vida a beneficio de la vida eterna y lo humano a beneficio de lo divino. La única utopía realizable.

6. AMATORII (THE LOVERS, LOS ENAMORADOS), las cartas número 3 y 4 en una, la unificación de lo masculino y femenino, la materialización del espíritu, la observación. De ésta manera, hombre/mujer es la más utilizable de todas las imágenes, y la sexualidad que ésta carta también representa, la mejor vía a un reconocimiento más profundo, una sexualidad, bien entendido, que es casi lo contario al 'polvo de discoteca': la completa sumersión en el sexo opuesto y sus misterios, el hombre en la existencia, la mujer en la dinámica que carece de existencia. Sólo cuando el hombre acepta a la mujer como soberana puede ganar una orientación.

7. ESSEDUM (THE CHARIOT, EL CARRO) esta íntimamente vinculada a Flaminica. La carta representa genius, genio tutelar, alma, un producto de la fase (histórica) del animismo. La primera proyección de los objetos con la siguiente proyección de sus motivos hace que el hombre pregunte por su propio motivo, y por primera vez adquiere un alma aparte del espíritu. Ésta es, por consecuencia, oríginalmente personal, dinámica, algo que nosotros llamaríamos un 'genio protector', como el 'ka' de los egipcios (también comparar con el dueño-de-cabeza del candomblé, CKA). El demonio es el destino personificado del hombre, sus relaciones con el mundo, y por eso, al fin, con la mujer.

8. JUSTITIA (JUSTICE, JUSTICIA) poco tiene que ver con nuestra idea del concepto. Para el hombre antiguo, la justicia social presupondría el establecimiento de una sociedad de clases, en la que el espíritu benedictivo y creativo sería capaz de "filtrarse" de una clase social a otra. Para él, la injusticia sería que un hombre abandonaría su puesto, su destino, compararse la carta anterior. No percibiría una diferencia entre una ley física y una ley jurídica. El hombre es el gran legislador del Universo, el motivo de todo. Para él sólo puede existir un pecado, el pecado contra su daimon, un pecado que al fin conduce a la pérdida del alma; el dios ofendido se retira de él.

9. SOLITARIUS (THE HERMIT, EL ERMITAÑO) también lleva la leyenda Religio, piedad. El hombre busca a su Dios, un dios que sólo es de él, no un viaje en grupos. Camina sin parar por las catacumbas de su alma, hasta que al fin percibe una luz adelante, un motivo, un poder. El hombre no encuentra su sentido hasta que se haya liberado de la dolencia existencialista que quiere buscar el sentido de su vida en los programas de clases nocturnas. Cada hombre es totalmente excepcional, con un papel en el universo que es sólo suyo, y ningún otro le podrá satisfacer. Por eso tampoco podemos salvar a los hombres en hectolitros, sólo podemos animarlos a salvarse a ellos mismos.

10. FATUM (WHEEL OF FORTUNE, LA RUEDA DE LA FORTUNA) samsara, en la interpretación pesimista (cristiana, budista): La rueda del sufrimiento, el sufrimiento conduce a la acción, la acción al sufrimiento, en la interpretación optimista (satanista, humanista): La eterna seguridad de que el día sigue a la noche, de que nuevas generaciones surgirán en la tierra para reconquistar lo que nosotros hemos perdido. ¿Acaso la breve duración de la satisfacción rinde ésta sin sentido? Es una cuestión de carácter más que de ideología, si somos capaces de amar a la ramera Vida de un buen corazón, uno al otro con todos nuestros defectos y al mundo con toda su ingeniosidad, la ingeniosidad que el iracundo llama malicia.

11. ROBUR (STRENGTH, FUERZA), magia. Manum meam agnosco, veo mi propia mano, y cuando hacemos eso, cuando comprendemos que la acción fundamental es la cognitiva, la conceptualización del mundo, ya nos hemos convertido en magos. El mundo ha dejado de ser algo amenazador, externo, es totalmente privado, poblado por nosotros mismos, vivo en vez de muerto. La sabiduría expresada por esta carta, combinada con Stella, es la más alta: Somos Creadores del Mundo, nosotros, no yo. El hombre no sólo es el amigo del hombre, un ser humano es la realidad de otra; nuestro prójimo no es una pertenencia indiferente del mundo que podemos usar o abusar según nuestro capricho.

12. SUSPENSUS (THE HANGED MAN, EL COLGADO) es la carta de la tanscendencia. El colgado es Odín en el árbol, la materialización como condición necesaria para la transcendencia. En ésta versión la énfasis está en la propia transcendencia, la caída de la realidad establecida. Excitatio es despertamiento, la transición del único mundo a la totalidad de mundos potenciales. Habiendo llegado al otro lado aprenderémos la magia, compárese la carta anterior. Las condiciones necesarias para la transcendencia son, como es sabido, Koan (flaminica), Trauma y la deprivacion sensorial, y, así se puede decir que Suspensus representa el aspecto traumático.

13. MORS (DEATH, LA MUERTE) A pesar de su efecto dramático en las películas de terror, ésta es más bien una carta de la vida. Es la muerte aceptada como una parte de la vida, como una condición indispensable de la vida, soy tu madre y padre. La muerte es el fin natural que rinde sentido a la vida, ya que la vida eterna transciende todo sentido, todo propósito, toda existencia. Su relación a la vida es como la de la noche y el día, puede espantar un niño, pero ayuda la persona mayor a concentrarse en el trabajo. El anhelo de una existencia personal después de la muerte es la mayor ridiculez de la humanidad, y excluye todo aquel que padece de él de cualquier reconocimiento profundo o felicidad humana.

14. TEMPERANTIA (TEMPERANCE, TEMPLANZA) es la devoción a Justitia. O sea, que es la Ética en el sentido más amplio. Según la ética satanista, o, como solemos decir: humanista, tenemos que ser una buena fuente para nuestro prójimo. Hemos aprendido que la bondad quiere decir 'limitar nuestra propia felicidad', como si lo bueno fuera una cosa triste. Porque creemos en serio que vamos a ser felices si pensamos en nosotros mismos, aunque la verdad es que sólo podemos ser felices si olvidamos a nosotros mismos y pensamos en el prójimo. Olvidando de nosotros mismos somos invulnerables, las flechas del mundo resbalan a nosotros. ¿Qué significa la alegría de recibir un regalo comparada con la alegría de dar uno?

15. DIABOLUS (THE DEVIL, EL DIABLO) es opuesto a Flamen y así representa el satanismo y el humanismo. El que se ha salvado no vuelve, con las palabras de (San) Pablo: ha dejado los juguetes. Y aquí quedamos los demás, nosotros que no teníamos todo el mérito, cuyas alas no tenían la fuerza para subirnos al Infinito. Nosotros somos -en la mitología cristiana- los hijos del Diablo. Este Diablo por supuesto no es el espantajo de la Iglesia, es un tipo más bien inofensivo, aunque un poco torpe. No entiende todo aquello de salvación y santidad, tiene cierto parecido a la mujer gorda que intenta asegurar sus hijos salgan sanos y salvos del tráfico cuando crucen la calle.

16. TURRIS (THE TOWER, LA TORRE). Un complemento a Mors y Fatum, transferido a la cultura. Las culturas y sus dioses mueren y perecen, y otros toman su sitio. Nada es eterno, ninguna realidad, ninguna moralidad. Al morir, una cultura lleva todo consigo al abismo caótico, y hay que redefinir la gravitación y la legislación fiscal. Hace mucho tiempo que el relámpago dio a nuestra propia torre, Cristo ahuyentó a nuestros dioses, y luego nosotros ahuyentamos a Él, así que ya no queda nada. O sea, sólo queda el mundo, "Mundo" y El Mundo, la carta y el día después de (aún el cristiano) Juicio Final. The World Dies Hard. Y eso nos debería consolar.

17. STELLA (THE STAR, LA ESTRELLA). Ya hemos mencionado ésta carta en conexión con Robur. Es el difícil amor al prójimo. Hoy día nos resulta más fácil para salvar los buenos (nosotros) de los malos (los demás), pero la falta de habilidad o voluntad de comprender es una virtud un poco sobrevalorada. Debemos apartarnos de los malos, es decir: del mito de los malos. Todos somos protagonista de la epopeya de nuestra propia vida. Hombres con otro carácter, otra realidad no son necesariamente bárbaros, supersticiosos, malos o enfermos. No podemos sortear la realidad de los demás, sólo atravesarla. Para el vulgo de la Edad Media, la tierra redonda era la superstición más obvia.

18. LUNA (THE MOON, LA LUNA) es la carta de la materia.Es lo femenino como el mundo. Representa los secretos del tiempo, del espacio y de la substancia, que el hombre experiencia en el coito. Son los misterios de pasar un punto, de la simultaneidad y causas locales, muy fácil si uno no lo piensa demasiado, pero totalmente incomprensible para un demonio o físico. En el reconocimiento más profundo, lo complicado es sencillo y lo sencillo, complicado. La realidad absoluta y externa adquiere un regusto de relatividad mientras que el instinto etérico parece absoluta como el hormigón. Nadie sabe menos sobre la naturaleza de la jaula que el hámster en dentro.

19. SOL (THE SUN, EL SOL) comprende de forma anóloga los misterios del espíritu. El espíritu revela y esconde, crea y destruye, actualiza y deactualiza. Es allí donde se esconden las partículas de los físicos cuando éstos no las encuentran. Es la alma mundial que es fundamentalmente apersonal, que está detrás de toda la creación. El cerebro no crea la realidad por coincidencia sino según necesidades específicas. Espíritu es la tendencia a la existencia, energía ontológica -y por eso tampoco podemos localizarlo en el espectro electromagnético como ondas cerebrales, vibraciones, auras ni como energía de pirámides.

20. JUDICIUM (JUDGEMENT, EL JUICIO) es un juicio bastante más conclusivo que el que está contenido en Turris. Aunque la explosión atómica indica que todavía puede llegar a cumplirse hemos de suponer que está cancelado. Tampoco hay ningunos curas que se han quedado con él, causaría una indigestion en la congregación, que ya es bastante pequeña como es, y que no tendrá muchas ganas de experienciar las llamas purificantes del espíritu. Aunque hoy día el cristianismo puede parecer tan pasado de moda como el satanismo que rebeló contra él durante el Renacimiento, el conocimiento del cristianismo probablemente seguirá siendo una condición necesria de la humanidad.

21. MUNDUS (THE WORLD, EL MUNDO) es la última carta de la Arcana original, el mundo que continúa, tal vez no intacto, pero de todas formas incesante. La imposibilidad de valores eternos y la razón en disfrutar del sol del día sin preocuparse por la capa de ozono. Después de la orden viene el caos, después del caos la orden. Cuanto más nos purificamos con las aguas de la tierra, tanto más nos encierran. Cuanto más "contaminamos", tanto más limpio será el mundo cuando se haya liberado de la peste humana, de una generación que había llegado tarde para su propio entierro. Los problemas del mundo todavía se soluciona en la cama matrimonial y la cuna mejor que en la mesa de conferencia y el campo de batalla.

22. DEMETER es la primera carta en la nueva Arcana que comprende las seis buscas y los seis tipos de entidades. Demeter busca a su hija Chore en el mundo subterráneo, como Ishtar buscaba a Tammuz, Anath a Baal, etcétera. O sea, se trata de los misterios de la propia transcendencia. En la carta, Demeter lleva los siete "velos" que son las categorías que el mista se quita para volverse epoptes. Las prendas abandonadas se convierten en herramientas, el mundo en un sistema conceptual utilizable, Diadema (causa), Inaures (natura), Monile (res), Phalerae (locus), Cingulum (tempus), Anuli (forma) y Vestis (materia).

23. HORUS representa la continuidad de la vida contrario a la muerte, como Demeter representaba la posibilidad de la muerte mística en la vida. Como ya dicho no se trata de poder sobrevivir personalmente, animus es un aspecto de anima que aparece al unir la carne y el espíritu. La carta está vinculada a la cultivación del estirpe que ya no tiene ningún sentido para nosotros, al hijo se "pone el nombre" del antepasado, es decir, sacamos las mismas habilidades del banco espiritual del estirpe, la misma "fortuna" o incluso genio tutelar. La identidad, por supuesto, sólo es la memoria compartida, y en este sentido todos somos reincarnaciones uno del otro.

24. MARDUK es el dios creador que "parte Rahab". El hombre es el gran Demiurgo, así que el mito de creación muchas veces tiene que ver con la matanza o partición de algún "hombre original". No sorprendente, Marduk es la pareja de Robur, o sea que están vinculadas en la misma manera que Demeter está vinculada a Suspensus, y Horus a Mors (ver éstas). La matanza de dragón de la novela cabelleresca tiene la misma racionalidad, y una correspondiente se esconde -como hemos indicado arriba- en Genesis, que está inspirado por la descripción babilónica de la lucha entre Marduk y Tiamat. En la lucha de(l ángel) Miguel contra el dragón, éste representa el mundo creado, compararse la taurobolia mitraista.

25. ODÍN está asociado con el Crepúsculo de los dioses y entonces es el par de Turris (como Christus lo es de Judicium). La cadena del lobo de Fenrir se rompe (cf. la mitología nórdica, CKA) y la bestia es soltada al mundo. El mensaje de la carta es que todo se tiene que acabar, no existen ningunas utopías, ninguna meta absoluta de la humanidad, ningunos principios o leyes eternos. Todas las ideas y culturas prosperan y luego languidecen o perecen confrontadas con el próximo período cultural. Sometimes with a bang, sometimes with a whimper. Nadie puede sentirse seguro, y es ésta inseguridad fundamental de la vida que garantiza su espiritualidad. Sólo vivimos cuando luchamos.

26. CHRISTUS tiene el lema: Igne non aqua, con fuego, no con agua. No se trata, por lo tanto de un mero 'diluvio' purificante, sino un fin del mundo completamente aniquilador. El fuego es el símbolo del espíritu. El hombre siempre ha buscado remedios para la transcendencia y siempre los ha buscado entre los fenómenos menos 'bien definidos' de la naturaleza, lavándose con agua, contactando al dios a través de vino y sangre. De todos aquellos, el fuego por su inaccesibilidad es considerado más espiritual. Es bajo ésta luz que debemos entender los milagros de Jesucristo, agua a vino, vino a sangre, y la sangre al fuego pentecostal. Es como un acto invertido de creación, en el que el cristiano participa.

27. SATAN está vinculado al enigma de Hermon, los hijos de Dios que descienden al monte para tener relaciones con las hijas de los hombres, quien les sonsacan los secretos del cielo (compárese el libro de Henoch y Genesis 6, 1-4, CKA). Los dioses hostiles responden con un diluvio, pero el hombre sobrevive, miraculosamente, aunque ahora se encuentra en dependencia de ellos. Mientras los primeros cristianos anhelaban la condicion paradisíaca antes de la Creación, sus contemporáneos -los romanos- eran menos exigentes. Sólo querían volver a los días "saturnicos", cuando los dioses pisaban la tierra con sus semejantes, los hombres. Éstas dos -básicamente diferentes- esperanzas están unidas en nuestras fiestas de navidad.

28. FAUNUS es la primera de las cartas de las entidades y representa el elemental. Según los animistas, todos los objetos son "animados", y ésta es también la única conclusión posible si queremos mantener la práctica proyección de la realidad -de carácter fundamentalmente psicológico- en un mundo "externo". El elemental representa, entonces, el minimo de "atención" que posibilita la manifestación. Éste minimo puede ser aumentado a través de la afección, y en éste caso aparecen las otras clases de entidades hasta los poco actualizados dioses. En tiempos antiguos los elementales eran categorizadas por su residencia, y ésta división todavía persiste en cierto grado.

29. LARVA es el materipetal, el elemental que ha entrado en relaciones con un hombre. Tiene muchas ventajas como el primer objeto del teurgo. Es dócil e inofensivo, relativamente fijado y por eso fácil de focalizar y relocalizar. Los "amigos imaginarios" del niño y el "amante nocturno" de la persona joven son casi siempre de este tipo. Éstas criaturas pueden ser aterradores en su imprevisibilidad, pero no tienen intenciones ocultas aparte de la necesidad de focalización. Como niños o dominan o son dominados, y no son exentos de ciertos celos. A pesar de toda su inocuidad pueden parecer espantadores al novato.

30. GENIUS es el demonio, la entidad como el semejante y acompañante del hombre, aunque en la práctica suele estar un par de pasos adelante. El espíritu tutelar del hombre es un demonio. Los amenazedores demonios "enemigos" que el cristianismo -sin tener comprensión y lleno de prejuicios- ha sacado de la mitología babilónica no son otra cosa que genios "desconocidos" que pueden ocupar el lugar del propio en caso de pérdida del alma y que así pueden llegar a causar cierta consternación. Existe una busca especial, la busca de si mismo, que está vinculada a la apropiación de una alma y que en culturas en vigor tiene que ver con la iniciación del hombre (la mujer recibe una juno, una genius femenina).

31. LAR es el alma del estirpe que hemos mencionado arriba. Antes de que había dioses existían los totemes de las tribus individuales. Cuando las antiguas religiones culturales son politeistas es porque la "unión del reino" presupone que hay sitio para estos lares en un panteon. La religión judía es única en que muchas tribus adoptaron el mismo dios; aún así, sin duda se habrá tratado de baal'es de tipo cananeo. Cuando los judíos eran desterrados y alejados de su dios, dejaban que éste les siguiera y por eso le convertían en pantocrator, el prototipo de nuestro "Dios" filosófico. Los cristianos le identifican con "el Padre".

32. DEUS es el dios en sentido antiguo, como explicado arriba. Estos seres son bastante más "lejanos" que los lares, y es característico que su culto está presidido por un clero, no como en el caso del genio y del lar, por el padre de familia (o la madre de familia, en el caso de la juno). Para las clases populares estos seres abtractos no significaban tanto aparte de quizás en los días festivos cuando el personal del templo les sacaban al aire fresco, una tradición que ha sobrevivido en las proseciones de santos de la iglesia católica. Por otra parte, naturalmente, era con ellos que se ocupaban el clero y los poetas, eran los dioses políticos del Estado que garantizaban la fertilidad y la suerte de las armas.

32. PARCA es el dios de primera generación, normalmente ocupados en crear el mundo y luchar contra gigantes, pero que en la actualidad carecen de importancia para el hombre. Los nórdicos les llamaban "nornes", y muchas veces se los confundían, en la forma de fata y hadas, con el espíritu tutelar. Sus intereses, sin embargo, no tienen que ver con el individuo, son transpersonales tanto como transculturales. Tienen mucho en común con la primera deidad no actualizada de los cabalistas, y en la mayoría de las culturas las relaciones con ellos son filosóficas más que religiosas. Son parientes de las sibilas que son capaces de abarcar las fases culturales cuyos aspectos son los dioses, con la mirada.

Uso de las cartas tarot
Acerca del uso de la baraja de tarot también han surgido varios malentendidos. O sea, que las cartas son usadas para "adivinar", con énfasis en qué cartas son escogidas por coincidencia.

Aunque tales coincidencias pueden tener cierto papel en la propia examinación, supongo que la mayoría de las personas ya entiende que es un método menos recomendable para prepararse para un exámen, tanto como es más práctico consultar el índice que un dado, si queremos encontrar algo en una enciclopedia. Por supuesto no puedo excluir que aquí exista alguna falta en mi educación - es verdad que todas las semanas vienen tantas nuevas vibraciones y energías que no hay quien puede controlarlo todo. A veces he mencionado el tarot (que es derivado del italiano: "tarocco") como una grimoire de hojas sueltas. Esto facilita un sinfin de combinaciones.

La manera más común de echar las cartas es la decusación, que -para defender a los cartománticos aficionados- es algo más complicado que the tall dark stranger y el largo viaje por barco. De ésta manera, el propósito no es de pronosticar nada, aparte de la habilidad pronóstica que es el criterio de todo conocimiento, sino de analizar un fenómeno.

Como la ciencia en general es una abstracción de la experiencia, la geometría en paticular es una abstracción del espacio que experienciamos. Ésto es verdad sobre tod para la dimensión temporal. Una hora del reloj es muy diferente de una hora experienciada, y a pesar de eso aseguramos que el reloj tiene la hora "verdadera" sin que importe cuanto tiempo nos parece que ha pasado. En manera análoga postulamos un espacio geométrico que varía algo del espacio "subjetivo".

Un ejemplo obvio es la cara de un conocido entre la muchedumbre, que de pronto nos parece estar más cerca. Éste efecto es dramático en la fase cognitiva, experienciada por casi todos que han experimentado con alucinógenos.

Entonces el objeto de nuestra atención puede asumir un tamaño espantoso, mientras que lo que no nos interesa parece estar a muchos kilometros de distancia. Éste efecto tiende al infinito cuando nos acercamos a la transcendencia.

Si ahora comparamos nuestra geometría subjetiva con la correspondiente "objetiva", encontrarémos una aberración o "deformación" que los especialistas llaman pravedad. Además, esta pravedad es cuatridimensional, así que a la contracción espacial corresponde una dilación temporal. Podemos visualizar una pravedad en dos dimensiones arrugando un trozo de papel; así verémos lomas y también con frecuencia cuando dos de éstas estén al lado y se crucen- un pequeño pico o cumbre. En la pravedad cuatridimensional, ésto se llama un punto de focalización. No sorprendente, la descendencia está concentrada en éstos "focos de atención", y son aquellos que son manipulados por el teurgo con técnicas como "focalización", "refocalización" y "defocalización" (en lo que se llama una transmutación forzada). Primero, sin embargo, se debe hacer una analisis de la pravedad de las circunstancias "naturales". El primer paso en una analisis de pravedad es la decusación. El teurgo hace una cruz.

Así quebranta la pravedad natural que se revela por su resistencia. Todo esto debe poder desconcertar un poco al lego, pero es de allí que viene la decusación en conexión con las cartas de tarot (decusación del latín decus, diez, que se excribe como una cruz: X, CKA)

En la decusación, el teurgo divide el espacio experienciado en cuatro partes, que también corresponden a cuatro regiones en adytum. La región septentrional se llama regio serpentis, la meridional regio domus, la oriental regio lecti y la occidental regio catenae.

Lectum es -para simplificarlo algo- el refugio del teurgo, catena el punto de focalización secundario que la entidad conjurada debe usar, domus es su sitio de preparación, serpens su armario para herramientas. Además, estas cuatro regiones corresponden a los cuatro aspectos de la actualización, el espíritu actualizado (catena), el objeto como el producto de la actualización (serpens), la relación sujeto-objeto (lectum) y el destinatario comunicativo (domus).

Simplificándolo un poco más: Un fenómeno presupone

El motivo de observarlo activamente (la observación pasiva es un mito científico de la época de las tranvías de sangre)
El fenómeno definido
La percepción del fenómeno como observado
La posibilidad de comunicar lo observado.
Ésta disección es, por extraña que pueda parecer, implícita en toda afirmación: ¡Te digo(4), lo (1) vi (3) en éste o aquel lugar alguna hora del día (2)!

Por supuesto se precisa tiempo para acostumbrarse a esa forma de pensar (y no queda fijada hasta que se ha mostrado -extraordinariamente- eficaz en la práctica teurgica). Entretanto podemos esquivar y hacer una decusación más primitiva.

Entonces harémos una cruz en nuestra mesa del comedor con una tiza, e intentarémos descubrir lo que hay que meter en los cuatro recuadros. En el recuadro de lectum -que en la decusación del tarot siempre está más cerca del que usa las cartas, más "hacia abajo"- naturalmente querremos poner una carta que puede representar el observador, quizás nosotros mismos.

Ahora tendrémos los objetos al lado derecho y los hombres al lado izquierdo, algo que de inmediato puede parecer un modelo bastante completo del mundo: Yo (lectum), afortunadamente, gano más dinero (serpens) que el vecino (domus). Es más difícil ver de qué nos sirve el último recuadro (catena) aunque tal vez tenemos algún derecho de ponerlo después de la palabra "afortunadamente".

Porque éste sitio está ocupado por lo transcendente, el destino, algo religioso, inconsciente, y por eso, de inmediato nos resulta más difícil rellenarlo. Tal vez podemos encontrar algún deseo inalcanzable, una inclinación o angustia inexplicable, o algo parecido.

Otra vez estoy tentado a perdonar que no puedo dar unas instrucciones "verdaderas" de empleo: es del pasado, del futuro, lo amable, lo hostil, ¡tome usted! El lector lo tiene que aceptar on trust que el usuario crece usando éste método, mientras que el pobre llega a tener una chispa tras otra.

Pero todo esto solamente es la decusación primaria, y la experiencia indica que los conocimientos vienen con más frecuencia en las otras tres versiones, que sin embargo presuponen una buena primaria. En la decusación paralela reemplazamos todas las cartas con sus respectivos pares. En la contraria ponemos los contraria de las cartas originales. En la diagonal se cambia, finalmente, las cartas con par contrarii = contrarium paris.

Y eso, por supuesto, presupone que uno sabe cuál es par y contrarium a cuál. Es que las cartas tarot no son completamente disyuntas entre si, pero pueden, como indicado, ser visto como los gemelos, contrarios y gemelos de contrarios = contrarios de gemelos de otras cartas.

Con lo cual forman una serie de tetradas, que otra vez forman las duodécadas VIAE, VIRES y PRINCIPIA, que podemos traducir como caminos, poderes y principios. Tomarémos un ejemplo:

Como ya se ha dicho, Demeter es par de Suspensus, y Horus de Mors. Ahora que Demeter y Horus, además, son contrarios, Mors será par contrarii o contrarium paris en relacion con Demeter.

También lo podemos expresar así: DEMETER & SUSPENSUS VS HORUS & MORS. Ahora es relativamente fácil apuntar el sistema:

VIAE

DEMETER & SUSPENSUS VS HORUS & MORS
MARDUK & ROBUR VS ODIN & TURRIS
CHRISTUS & JUDICIUM VS SATAN & DIABOLUS

VIRES

FAUNUS & MUNDUS VS LARVA & AMATORII
GENIUS & ESSEDUM VS LAR & SOLITARIUS
DEUS & STELLA VS PARCA & FATUM

PRINCIPIA

STULTUS & MAGUS VS FLAMINICA & FLAMEN
AUGUSTA & LUNA VS IMPERATOR & SOL
JUSTITIA & TEMPERANTIA

Nótese que Justitia y Temperantia llevan sus contrarias en si y por eso no tienen contraria. Éstas dos cartas también se llaman "librae", pesos.

Por supuesto, es imposible dar una imprensión moderatamente completa de algo tan complejo como la baraja de tarot en un folleto de éste tamaño. Es posible que algún día escriba un libro del tema, si es que puede interesar a alguien.

Hasta entonces deberé dejar que el propio usuario investigue esta construcción fascinante y referir a "Ocultismo&Magia", mi obra en general, y "Mundo" en especial.

See you there!

(Nota del autor: este articulo fue originalmente publicado en un folleto de instrucciones que acompañaba una baraja del tarot AME diseñadas por Erwin Neutzsky-Wulff, publicada por Sphinx en 1.993. Lo publico aqui, sin embargo, por el motivo de informar sobre el tarot como sistema axiomatico en general, y el Arcana Majora Extensa en especial.)

 


 

Traducido por Carsten K. Agger
COPYRIGHT © 1993 Erwin Neutzsky-Wulff and Forlaget Sphinx
First published 1993 by Sphinx
All Rights Reserved
This text may under no circumstances be resold or redistributed for compensation of any kind, in either printed, electronic, or any other forms, without prior written permission from Forlaget Sphinx
For further information contact Forlaget Sphinx,
phone +45 33 13 37 01, fax +45 33 14 53 38