19 de Abril 2000(Las estrellas)

 

"Si yo viniera del espacio", dijo Judith, "sería muy reservada en cuanto a ponerme en contacto con los indígenas."
"Eso ya lo has dicho," dijo Arthur, un tanto gruñón.
"¿Qué ha traído el hombre, además de la destrucción?" insistió.
"Creo que si yo viniera de allá estaría más interesada en aislar a esa peste humana que en contactarla."
"Pero si es así," quiso saber Eve, "¿Por qué no tan sólo nos exterminan?"
"A los niños no se les mata," dijo Roland. "se les da algo que les pueda ocupar, y luego se cierra la puerta."
"Eso no sería fácil," dijo el doctor, por una vez alucinado. "Cercenar el anhelo del hombre hacia las estrellas."
"Las estrellas," dijo Naomi, y como era a ella a quien le tocaba contar, nosotros nos callamos.
"En Pessac, allí sí había estrellas. Estrellas como doseles gordos. ¿Alguna vez habéis visto semejante bóveda estrellada ? Entonces sí se comprende por qué los hombres llevaban milenios reflexionando sobre qué eran.
Me acuerdo de cierta noche en particular. Sí, era el 19 de julio de 1.991. Entonces tenía un novio de allí, que se llamaba Louis.
No me acuerdo de mucho más, ni de él ni de todo aquel verano - aparte de un sólo momento, del cual tengo que confesar que consiste todo mi cuento. Recuerdo estar en una posición muy natural, postura que además me daba una vista perfecta sobre el firmamento, especialmente mientras él estaba ocupado más abajo. Era un momento tal, que de pronto exclamé:
-¿Dónde están las estrellas?
-¿Mmm? dijo Louis y dio media vuelta, pero nunca volví a repetir la pregunta."
Se dio cuenta que nos había perdido.
"Lo que sucedió," dijo, "es esto: Las estrellas habían desaparecido, sólo por un instante.
Había un puntito de luz o dos, y la luna estaba encima de un grupo de árboles, pero las estrellas habían desaparecido. Apenas había llegado a sorprenderme cuando volvieron otra vez, no poco a poco como al pasar una nube, sino todas de un golpe. Un momento no estaban, al próximo momento sí.
Claro, Louis estaba haciendo algo que sí era capaz de oscurecer la mirada de una, pero por un lado Louis no era para tanto, y por otro eso tampoco podía explicar por qué la luna y los árboles no fueron afectados por el "black-out" celestial."
"Pero, eso no es una ilusión muy excepcional, ¿te parece?" preguntó León. "No, eso es lo que pensaba. Pero aun así me impresionó lo suficiente para hacerme recordar la fecha.
Bueno, cuatro o cinco años más tarde voy a una reunión en la casa de un conocido, un cineasta de Bordeaux. No es muy divertido, y estoy cerca de un grupo de personas, escuchando una conversación aburrida sin prestar demasiada atención.
Lo que me hace escuchar es el tema de la conversación, que es - como tú dices, León - ilusiones, alucinaciones.
-Una vez, dijo una de las chicas,- Una vez me pareció que todas las estrellas desaparecieron por un par de segundos.
Nadie le hace mucho caso, pero yo sí, como os podréis imaginar. La llevo a un lado aparte, y me cuenta una historia exactamente como la mía - sin Louis, claro.
Le pregunto si se acuerda de la fecha. Lo considera un poco, se reconstruye el verano y dice: Debe haber sido el 19 de julio de 1.991 o por allí. O sea que no era yo solamente. Ella había visto lo mismo que yo y al mismo tiempo.
Por supuesto, hay que tener suerte para mirar directamente al cielo en el momento justo, pero sin embargo miles de otros deben haber visto lo que yo vi. ¿Por qué no habían dicho nada? Por la misma razón que yo no lo había hecho, claro. Nadie sabrá de qué hablas.
¡Lláma una vez al periódico y díles que las estrellas desaparecieron tres segundos! Las próximas dos semanas estaba en la biblioteca, revisando las revistas astronómicas.
Las más populares no mencionaron el incidente ni con una sola palabra. Pero al fin, cuando llegué a las más internas, averigüé que el suceso era bien conocido entre los profesionales.
Sencillamente era uno de los acontecimientos 'imposibles' que hay en el fondo de toda ciencia. Por supuesto sobraban las hipótesis, pero la mayoría no valían mucho.
La más probable era que el sistema solar entero había pasado por una niebla que había tapado la luz de las estrellas. Eso también explicó los puntitos de luz que yo había visto, los más fuertes de los planetas." "Y, ¿cómo es tu propia teoría?," pregunté, interesado.
"No tengo ninguna. En todo, la de la niebla será la más probable. Pero todo aquello me hizo pensar. Sobre las estrellas.
Como dije, llevan milenios fascinando a los hombres. Las hemos estado mirando, y - sí, las hemos estado mirando.
Ahora las miramos con radiotelescopios, pero todavía seguimos mirando, nada más. Nadie ha estado allí con ellas, y tampoco parece que nadie lo estará."
"Me temo que tienes razón," reconoció Spencer. "En mi juventud, la exploración del espacio era un asunto grande.
Me acuerdo que estimaban - habrá sido alrededor de 1.960 - que todos los planetas estarían explorados en 1.990. En el año 2000 saldrían las primeras naves estelares.
Pero al final lo dejaron. A pesar de todo, las distancias eran demasiado grandes."
Naomi sonrió, con una mirada enigmática. "Pero, ¿si en realidad no lo fueran? ¿Si tuviéramos un vecino, un vecino preocupado? Preocupado de la destructividad del hombre, y de su habilidad de superar todas las dificultades. ¿No constituiría nuestra idea de las distancias infinitas e insuperables del espacio la mejor defensa imaginable?"
"¿Qué quieres decir con eso?", preguntó Spencer.
"Quiero decir," dijo Naomi. "Quiero decir que tres segundos y medio - a lo mejor es el tiempo que necesitan para cambiar de carrete."

 


 

Extracto del libro: "2000"
Traducido por Carsten K. Agger
COPYRIGHT © Erwin Neutzsky-Wulff and Borgen Publishers,1991
First published 1991 by Borgen Publishers, Valbygaardsvej, Copenhagen Valby
All Rights Reserved
This text may under no circumstances be resold or redistributed for compensation of any kind, in either printed, electronic, or any other forms, without prior written permission from Borgen Publishers.
For further information contact Borgens Forlag,
Valbygaardsvej 33, DK-2500 Copenhagen Valby, Denmark, phone +45 46 36 21 00, fax +45 36 44 14 88